En los zapatos de Bush

18 12 2008
Imagen del juego “Sock and Awe”

Imagen del juego “Sock and Awe”

Algo que  llamó la atención al mundo en estos días es el suceso ocurrido durante una conferencia de prensa en Bagdad, donde el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, esquivara como todo un artísta marcial los dos zapatos que le arrojó un periodista iraquí, cuyo nombre, Muntazer al Zaidi, ya es eco de los principales medios del mundo.


Lo curioso del caso es que a tan solo 48 horas de este evento corrían una variedad de videojuegos, animaciones y caricaturas que protagonizaban la acción, sin contar los miles de manifestantes que se lanzaron a las calles en defensa de el mencionado reportero quien además de insultar al mandatario tildándolo de “perro” lo acusaba de los miles de crímenes cometidos.

En la cultura árabe, es incluso de mal gusto mostrarle a otro ser humano la suela de nuestro zapato.

Por cierto, uno no debe cruzarse de piernas (de modo que se esté mostrando la suela) en un lugar público, porque puede -sin querer- estar ofendiendo a la persona que se encuentra al lado.

Esta asociación se debe a que los zapatos son considerados “sucios” en la fe musulmana.

El hecho ha servido de inspiración para las mentes ociosas y creativas como el jóven Alex Tew, de 24 años, quien creó un sitio web relacionado con lo sucedido. Tew se dio a conocer en 2006 al hacerse rico con la venta de píxeles en su página de bienvenida en Internet, bautizada como “la página del millón de dólares”.

El sitio se puede encontrar en la dirección (http://www.sockandawe.com/) donde tiene como objetivo tratar de golpear con unos zapatos una figura en movimiento que representa a Bush. Más de 1,4 millones de zapatos han logrado ya dar en la diana, según el contador del sitio ‘web’, que a cada acierto responde con un “¡Bien hecho!”.

El jugador dispone de 30 segundos para lanzar sus zapatos a la cabeza del supuesto Bush, que se mueve en una tribuna durante una rueda de prensa. El nombre ‘Sock and awe’ (calcetín y pavor, en inglés) es un juego de palabras con ‘Shock and awe” (golpe y pavor), el nombre con que se bautizó la operación lanzada por EEUU en 2003 para desalojar del poder en Irak a Sadam Husein.

Aunque los presidentes y políticos en particular, quieren ser recordados al finalizar su mandato por sus logros y obras, hay algunos que pasarán a los anales de la historia por los errores  cometidos y también, por los episodios ridículos que han protagonizado. Es por eso que son unos pocos o ningunos los que en la actualidad quisieran estár en los zapatos de Bush.

Anuncios

Acciones

Information

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




A %d blogueros les gusta esto: